Se trata de un recorrido por imágenes tomadas desde el aire, lo mismo desde globos aerostáticos del siglo XVIII hasta el uso tecnológico de naves no tripuladas —drones— del siglo XX. En el presente siglo mucho se habla del cambio que ha sufrido la fotografía con su paso de lo análogo a lo digital, pero en realidad ha habido cambios mucho más sutiles.

Desde el siglo XVIII hasta la actualidad se utilizaban los globos aerostáticos para volar y dibujar vistas aéreas por personajes como Casimiro Castro, quien fue el más importante litógrafo de la época. Ya en el siglo XX, estos globos eran usados para volar cámaras que tomaban vistas aéreas de la Ciudad de México.

Pero no sólo la ciudad ha sido tema para estas imágenes. La arqueología, como área científica, ha utilizado este recurso como herramienta para la exploración de enormes zonas en medio de la selva, a donde el acceso por tierra es complicado. Estas investigaciones pueden verse en las fotografías de mapas y topografias que ICA (Ingenieros Civiles Asociados) prestó para esta exposición.

Para los avances en ingeniería, en los inicios del siglo XX, los mexicanos descubrieron y vieron evolucionar las ciudades a través de las fotografías de Aerofoto, y actualmente el mundo contemporáneo está descubriendo la urbe a través de la mirada aérea del drone. Con su aparición, la fotografía ha sufrido un cambio de perspectiva; ahora se ve de manera omnisciente. Con esto, realizar imágenes pasó de ser un ejercicio introspectivo a lo que ve el ojo allá hacia afuera, en el cielo.

Algunos de los autores que forman parte de la muestra son Santiago Arau Pontones, con vistas de ciudad que parecen hormigueros; Francisco Laresgoiti, director de México 2033, la primera película de ciencia-ficción en nuestro país, y que a partir de esas posibilidades futuristas se convirtió en fotógrafo de drones; Federico Pardo, fotógrafo colombiano que trabaja temas sociales, culturales y ambientales, y que además experimenta el retrato desde esta perspectiva. También hay piezas de Pablo López Luz, uno de los más reconocidos fotógrafos paisajistas jóvenes que ha incursionado en el arte contemporáneo con tomas aéreas; Marco Pacheco, pionero en la tecnología del dron en México, quien ha dedicado buena parte de los últimos años a explorar éstos y otros nuevos dispositivos digitales.

El recorrido también incluye imágenes de Francisco Mata Rosas, quien explora algoritmos que parten de las tomas satelitales y llevan la imagen a la tridimensionalidad; Adam Wiseman, quien fusiona el documentalismo y la imagen publicitaria para construir un lenguaje propio que experimenta con nuevos usos de la imagen desde el aire; una pieza de Josh Begley, Field of Vision – Best of Luck with the Wall, que hace un recorrido virtual por toda la línea fronteriza de México y Estados Unidos; y obras de Javier Hinojosa, quien tiene un extenso trabajo autoral de arqueología, ecología y visión de la naturaleza.

FOTO MUSEO CUATRO CAMINOS, Ingenieros Militares 77, Lomas de Sotelo, 6813-5946. Martes a domingo, 11:00 a 18:00 horas. Admisión $30; estudiantes, maestros e Inapam $15. (NORTE)

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí