En México existen dos rivieras con playas paradisiacas: la caribeña y extraordinaria Riviera Maya y la Riviera Nayarit, igual de espectacular que su hermana del Caribe, pero mucho menos explorada. Justo de esta queremos platicarte pues es un destino muy accesible desde la Ciudad de México –tanto en tiempo como en dinero–, por lo que es una excelente opción para vacacionar.

Con un delicioso clima templado todo el año, una excelente oferta gastronómica, hermosos atractivos naturales y playas de las que nunca querrás irte, en Riviera Nayarit te sentirás como en un sueño, pero con los pies bien puestos sobre la tierra; o más bien, sobre la arena…

¿Qué hacer?

Además de disfrutar de sus hermosas playas y ambiente tropical, en Riviera Nayarit te recomendamos visitar:

Sayulita y San Pancho

A sólo 30 minutos de distancia en automóvil, desde el aeropuerto de Puerto Vallarta, estos dos poblados son un imperdible en la Riviera Nayarit.

Sayulita, con un ambiente desenfadado y hippie, es un pueblo al que surfistas de todas latitudes vienen a montar sus olas. Por esto, entre sus playas y coloridas calles se respira un aire cosmopolita. Ver el atardecer a la orilla del mar y tener una deliciosa cena de platillos regionales en algunos de sus avivados restaurantes son la manera ideal de cerrar un día en este pintoresco poblado.

Por su parte, San Pancho es un poblado también de ambiente relajado, pero con un toque chic-cultural. Es conocido como la “capital cultural” de Nayarit, pues desde sus inicios como pueblo ha apoyado distintas manifestaciones artísticas, que hoy pueden disfrutarse en galerías de arte, recintos propios para estas actividades y en la calle.

En ambos destinos hay una excelente oferta de hospedaje liderada por hoteles boutique, y una vibrante escena gastronómica.

Islas Marietas

Frente a Punta Mita, de los destinos más conocidos en Nayarit, se encuentran estas fascinantes islas reconocidas como una maravilla natural debido a su enorme biodiversidad. Han sido protegidas por el gobierno mexicano, lo cual ha beneficiado el desarrollo de su ecosistema y, por lo mismo, las visitas están controladas; pero si lo planeas con tiempo, podrás contratar algún tour sin problemas.

Su atractivo principal es la Playa Escondida que, como su nombre lo indica, se oculta dentro de una isla. Para llegar a ella se debe nadar, ir en kayak o en tabla de surf, pues el acceso es por un túnel natural que se abre entre las rocas de la isla en la que se encuentra. A medida que entres, descubrirás esta maravillosa playa de arena blanca, aguas cristalinas y marea muy tranquila. Estar simplemente ahí, disfrutando de la naturaleza, las templadas aguas y de su singularidad, es una experiencia sensacional.

Avistamiento de ballenas jorobadas

Cada año, de diciembre a marzo, las ballenas jorobadas huyen del frío invierno canadiense para resguardarse en las templadas aguas del océano Pacífico mexicano.

Las costas de la Riviera Nayarit son huéspedes de estos enormes mamíferos que pueden ser vistos desde la playa o desde tours que naveguen mar adentro para vivir la experiencia más de cerca. Muchas excursiones que pueden contratarse combinan el avistamiento de ballenas con otras actividades, como snorkeling o paddleboarding.

Golf y spa

Unas vacaciones combinando golf y spa en este paradisiaco destino son una magnífica opción para parejas. La Riviera Nayarit es considerada por muchos como el mejor destino para practicar este deporte en México, gracias a la combinación perfecta entre deslumbrantes paisajes y diseño a cargo de grandes golfistas y arquitectos.

Asimismo, en los distintos hoteles y resorts encontrarás increíbles spas con una innumerable oferta de tratamientos, masajes y rituales que te revitalizarán cuerpo y alma.

¿Dónde comer?

En la Riviera Nayarit se le hace justicia al delicioso arte culinario mexicano, pues existe una extraordinaria oferta de restaurantes que combinan la alta cocina con procesos tradicionales de preparación de alimentos.

En Sayulita, el restaurante Tierra Viva (ubicado a una cuadra de la playa) es una excelente opción. Sus platillos están llenos de sabores caribeños y de algunos de los estados de México más populares por su gastronomía. Dirección: Marlin #10, Sayulita.

En San Pancho, el hotel boutique Cielo Rojo cuenta con un restaurante orgánico que brinda exquisitas especialidades del mar que pueden maridarse muy bien con las bebidas artesanales que aquí se preparan. Dirección: Asia #6, San Pancho.

Punta Mita es un destino en el que reconocidos chefs internacionales han establecido algunos restaurantes. Tuna Blanca (del francés Thierry Blouet, cuyo mítico Café des Artistes en Puerto Vallarta es todo un referente gastronómico) convida una fusión de los mejores productos regionales convertidos en manjares del mar a la orilla de la playa. Dirección: Av. El Anclote #5, Punta Mita.

 ¿Cómo llegar?

Foto: Juan Rodrigo Becerra

Para visitar la Riviera Nayarit lo mejor es llegar al aeropuerto de Puerto Vallarta. Desde la Ciudad de México es un vuelo corto de menos de una hora y media. Una vez ahí, podrás abordar un taxi, rentar un automóvil o tomar un autobús que pasa por los distintos puntos de la Riviera (Punta Mita, Sayulita, San Pancho, etc.). El viaje hasta la zona de la Riviera Nayarit tomará entre 25 y 40 minutos, dependiendo del destino.

Dejar una respuesta

Escribe tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí